Río Aluminé



Es sin lugar a dudas uno de los ríos trucheros más importantes de la región.

Las posibilidades de salidas son numerosas, tanto río arriba (zona de aguas rápidas) en su zona media (desde puente "La Querencia" hasta la desembocadura del río Quillén) o río abajo (desde puente Rahue hasta Pilolil)

Es en estos dos últimos sectores donde también realizamos nuestras flotadas, siendo ésta una muy buena alternativa, dado la gran distancia que podemos cubrir con la balsa en una jornada de pesca.

Inclusive se puede organizar una salida para pescar la zona de la desembocadura del río Malleo sobre el Aluminé.

La innumerable sucesión de pozones, sectores playos y correderas, en toda su extensión, nos ofrece todas las alternativas de pesca posibles.

A partir de marzo los amantes de la pesca con secas tenemos en este río la mejor alternativa. Arco iris y marrones para todos los gustos.

Hacia fines de temporada (dependiendo de la altura de sus aguas)comienzan a remontar las marrones migratorias (y las residentes), cumpliendo su ciclo de reproducción.

Prender una marrón de entre 3 y 5 kilos con un equipo de mosca puede ser una de nuestras mayores experiencias en un río truchero...